viernes, 25 de noviembre de 2011

CINCELADO A MANO

El cincelado es una técnica de orfebrería que consiste en transformar una lámina de metal en un bajorrelieve dando golpes de martillo sobre un punzón llamado cincel.

Es común ver chapas con bajorelieves hechos por estampado con un martinete y confundirlo con el cincelado a mano, si bien ambos procesos llevan al mismo fin (deformar el metal), el estampado es un proceso que puede producir miles de piezas industrialmente con el mismo dibujo en poco tiempo, mientras que el cincelado a mano produce una pieza única artesanalmente, por lo que el cincelado es artístico.  

En la fotografía de arriba se puede observar un mate porongo decorado con una cobertura realizada con esta técnica sobre chapa de 0,40 mm de alpaca.

La tarea de cincelado arranca con un buen diseño, yo lo hago en papel dibujando varios bocetos hasta que encuentro alguno que me guste y esté convencido que es lo que quiero hacer y es ese  el diseño que llevo al taller, ya que la tarea artística no está exenta de una buena planificación. Una vez comenzado el trabajo no se puede cambiar de opinión pues la deformación del metal es irreversible.

Los cinceles pueden comprarse hechos o hacerlos uno mismo, curiosamente cada vez que se desea hacer una pieza con un dibujo jamás encontramos el punzón que se adecúe completamente al diseño, por lo que generalmente se termina haciendo un nuevo punzón y así nos vamos llenando de herramientas con el tiempo:


Para hacer un cincel hay que tomar un trozo de hierro dulce, tallar la punta con limas adecuadas, pulir con tela esmeril de distintos grosores comenzando con 600 y terminando en 1200 esto es necesario para que el cincel no deje marcas en el metal cuando por el golpe produzca la deformación. Finalmente se debe endurecer la punta calentado con el soplete al rojo vivo la misma e introduciendola en un recipiente con aceite quemado de autos, dejando el cincel allí hasta que se enfríe, este proceso térmico modifica el estado molecular del material endureciendo la superficie. Esto es necesario para que en el trabajo el cincel no sufra desgaste ya que deberá aguantar miles de golpes durante la tarea de una pieza.

Por otra parte es necesario fijar la chapa de la pieza a una pasta de cincelar que permita por un lado mantener firme la pieza sin moverse y por otro aguantar los golpes dados con el martillo sobre el cincel, evitando la deformación excesiva de la chapa. Para ello se puede usar una morsa especialmente diseñada a tal efecto en la que se fija un taco de madera con la pasta o mas rudimentariamente una piedra pesada sobre la que se pega un poco de pasta de cincelar, calentamos la misma con el soplete y fijamos la pieza, luego rellenamos todos los huecos con pasta de cincelar, como se observa en la fotografía siguiente:


Una vez fijada la chapa a la pasta de cincelar solo queda transferir el diseño del papel dibujando sobre la chapa con una fibra indeleble y comenzar a golpear con el martillo sobre el cincel apropiado para provocar un hundimiento que en cada punto de la superficie logre el efecto deseado.


A partir de ahora las únicas herramientas que harán falta para lograr la pieza son la paciencia, el amor y la creatividad que el verdadero artesano pone en su trabajo.


COMO SE HIZO EL MATE:

Para lograr el diseño de la obra que se expone en este artículo, se elaboraron piezas de chapa con las partes cincelando cada una por separado y finalmente se hizo el montaje soldando las mismas.

El trabajo se planteó en 4 etapas: la corona, el escudo, la base y las patas. La corona a su vez se hizo en dos partes: el cono y la corona propiamente dicha que luego fueron soldadas.

En la fotografía de la derecha se pueden observar los detalles de la corona, chapa cincelada con una guarda que tiene plumas, una corona calada con flores, y una rodocrosita (piedra típica de Argentina) engarzada. 

Se puede ver también el ribete de terminación bordeando la periferia de la chapa hecho con alambre mediacaña de 2x1mm.



En la fotografía de la izquierda se ve el escudo cincelado y ribeteado con alambre 0,8mm de diámetro.











En la fotografía siguiente se puede ver la base del mate tambien cincelada y soldada al trípode formado por las patas.

Cada una de las patas fue construida en forma separada haciendo un alma de chapa de 1 mm de espesor,  ambas caras fueron cinceladas en chapa de 0,40mm y soldadas al alma de metal. La terminación es un ribete de media caña.






Para fijar las piezas cinceladas al mate se diseñó un sistema de ajuste con tiradores en la parte de atrás como se puede observar en la fotografía siguiente:




COMO SE HIZO LA BOMBILLA:


Para lograr la bombilla se partió de un tubo de alpaca 0,8 cm de diámetro y de chapa 0,50 mm para "el coco".

El tubo se cinceló apoyando sobre una zuela gruesa que evitaba la deformación de abajo, mientras que en el interior se colocó un hierro liso redondo de un diámetro un milímetro mas chico que el tubo a efectos de aguantar los goles del cincel.

Para el coco se hicieron dos círculos de chapa lisa y se los deformó con una técnica de batido (que describiré en algún otro post) sobre un dado con mediacaña y punzones redondos, logrando dos semiesferas huecas. Luego se caló la de arriba y se perforaron ambas mismas. Finalmente se soldaron colocando un ribete para dar terminación a la unión a modo de tapajunta.

Se adornó con una rodocrosita engarzada haciendo juego con el diseño del mate, el resultado es el siguiente:

17 comentarios:

  1. Qué bellos te quedan! saludos desde Paraguay. Laura Farías

    ResponderEliminar
  2. Gracias Laura, ¿eres artesana?. Un abrazo desde Argentina.

    ResponderEliminar
  3. Que interesante leccion, me gustaria me asesoraras porque quiero hacer un trabajo, si gustas escribirme para que te enseñe las fotos sobre lo que quiero hacer. Gracias.
    e-mail: miguelmont2009@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, disculpa la tardanza en responder, no pienses que soy descortés, pero estuve fuera de Argentina muchos días, recién llego y vuelvo a tender el blog, hoy me pondré al día con los mails y me pongo en contacto con vos para ayudarte en lo que pueda. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. QUE HERMOSO TRABAJO.Yo estoy estudiando orfebrería y esto fue una gran inspiración.

    ResponderEliminar
  5. Si concuerdo con el comentario anterior, yo también estoy estudiando orfebrería en la Escuela Técnica Raggio y esto me ha sido de gran ayuda.

    ResponderEliminar
  6. Chicos, me alegro que este post les haya sido útil en vuestro estudio, que importante es que gente joven estudie y no se pierda el oficio, adelante!!!. Un saludo para Uds.

    ResponderEliminar
  7. Hola eduardo soy federico y soy artesano una consulta me gustaria saber si los esmaltes para los matales on los mismos que se utilizan para hacer vitrofusion... un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Federico, los esmaltes para metales son especiales para ellos, puedes consultar en el sitio http://www.linealibre.com.ar
      que es un sitio especialmente dedicado al esmalte sobre metal, yo le compro a ellos.

      Eliminar
  8. Hola Eduardo, mi nombre es Sebastian y queria consultarte donde puedo comprar cinceles ya hechos, ya que se me esta haciendo dificil conseguir, te dejo mi mail (sebastianzamora12@hotmail.com)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sebastián, yo compré algunos en negocios de la calle Lima en Bs.As., pero eso ya hace varios años, en realidad lo conveniente es aprender a hacerlos a medida que se necesita para el diseño, como enseño en este post, con piedra, limas, tela esmeril, lija de agua, paño y endurecido con calentado al rojo y luego ponerlo a enfriar en aceite quemado de autos. Un abrazo.

      Eliminar
  9. hola que tal??estuve viendo tu pagina muy interesante todo soy artesano orfebre como puedo enviarte mensaje en tu correo electronico??te saludo desde paraguay exitos

    ResponderEliminar
  10. felicitaciones por su trabajo.Lo admiro mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amigo/a. Un saludo desde Argentina.

      Eliminar
  11. por favor,podrias ayudarme con lo siguiente: estaba reparando una cadena a la que se rompio el trancadero, pero al soldar el resorte q esta dentro del trancadero perdio su efecto porque se destemplo. hay alguna forma de soldar sin danar el resorte? . se puede recuperar el temple de alguna manera?gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Generalmente los cierres no se sueldan, sólo se enganchan, y si uno quiere soldarlos, hay que ponerles paño húmedo o introducirlos en una papa cruda. Esto es, justamente por lo que te pasó. Ahora no hay solución, vas a tener que cambiar el cierre o intentar cambiar el resorte, lo cual es complicado y casi nunca queda bien, pues cuando se abre la chapa es difícil volver a dejarla como estaba. Un saludo desde Argentina.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por la información, lo tendré en cuenta para q no me vuelva a ocurrir, admiro mucho tu trabajo y se te agradece tu gesto de mostrar tus conocimientos a quienes estamos aprendiendo. Muchas gracias de nuevo.

      Eliminar